Grecia: ¡La caza de los anarquistas está abierta!

El nuevo gobierno está lanzando una ofensiva sin precedentes contra el movimiento libertario y autogestionario, que se ha vuelto vergonzoso y conocido a lo largo de los años.
El recién elegido Primer Ministro y líder de la derecha, Kyriakos Mitsotakis, prometió “limpiar Exarcheia” durante el verano y “deshacerse de Rouvikonas”. Más allá del famoso distrito libertario y del elusivo grupo anarquista, toda la nebulosa revolucionaria y la red de okupas son blanco de ataques, utilizando diversas herramientas y procesos represivos.
Una vez más, lo que está ocurriendo en Grecia hace reflexionar sobre lo que también se está preparando en otras partes de Europa, ya que el ejemplo griego ha mostrado claramente el camino, en el pasado, para el nuevo endurecimiento del capitalismo en el continente y para una sociedad cada vez más autoritaria.
El gobierno comenzará reactivando las leyes corruptas que ya existían en la década de 1920, que entonces estaban dirigidas tanto al Partido Comunista Griego como a los antiautoritarios.
Esta vez, el objetivo es, en primer lugar, obstaculizar la propaganda anarquista considerando literalmente su proyecto político revolucionario como una amenaza inmediata y, por lo tanto, susceptible en estos términos de ser procesada. En definitiva, la censura, no como propaganda anarquista como tal, sino como “discurso amenazador” siempre que represente un “peligro para el orden social y la paz civil”.
Se trata también, en particular en el caso específico de Rouvikonas, de clasificar sus acciones directas, aunque sin derramamiento de sangre, en la categoría de “acciones terroristas” (artículo 187A del Código Penal en Grecia), con graves consecuencias jurídicas para todos los miembros del grupo.
Peor aún, el Estado griego responsabilizará sistemáticamente a todos los miembros de Rouvikonas de cualquier acción emprendida incluso por uno de los miembros del grupo. En otras palabras, si mañana por la mañana, la oficina que recogía los archivos de las personas sobreendeudadas (Tiresias) fuera de nuevo destruida, por ejemplo, por cinco miembros del grupo, los otros cien miembros también serían procesados, cuestionando la sutil estrategia legal del grupo que, hasta ahora, había procedido hábilmente por rotación.
No sólo está cambiando el código penal para reforzar esta inminente ofensiva, anunciada hace un mes, sino que los recursos del Estado también están aumentando para golpear a Exarcheia y luego a toda la comunidad okupa y antiautoritaria de Grecia.
2000 personas están siendo reclutadas (1500) o reasignadas de otra función en la fuerza policial (500) para participar en operaciones de represión y luego vigilancia de las famosas áreas que serán recapturadas por el Estado, empezando por el famoso distrito rebelde y solidario de Atenas.
El material de inteligencia fabricado en Francia también se está poniendo a disposición de los servicios griegos (gracias a Macron), como ha ocurrido a menudo en los últimos años en toda la cuenca mediterránea. Recordamos, entre otras cosas, el apoyo de los dirigentes políticos y económicos franceses al régimen tunecino a finales de la década de 2000, que no impidió la caída de Ben Ali a principios de 2011, a pesar de la llegada de importantes equipos. Michèle Alliot-Marie incluso propuso más tarde, el 12 de enero de 2011*, enviar a los guardias franceses del CRS y a los guardias móviles para ayudar a la policía tunecina a controlar a los manifestantes, incluso cuando empezó a disparar munición real contra los opositores.
La zona de retirada de la École Polytechnique, al oeste de Exarcheia, conocida por su papel histórico en la insurrección contra la dictadura de los coroneles en 1973 y varias veces desde entonces (en particular en 2008 y 2014), quedará bajo control policial con la promulgación del final del asilo universitario y el inicio de las obras faraónicas para transformar el local en un museo antiguo, anexo al museo vecino.
El Estado también acaba de enviar una fuerte señal a su policía, un verdadero estímulo para golpear violentamente en los próximos días: Epaminondas Korkoneas, el policía que asesinó fríamente a Alexis Grigoropoulos con su arma de servicio, un joven anarquista de 15 años de edad, el 6 de diciembre de 2008 en el distrito de Exarcheia, fue puesto en libertad anoche (mientras era condenado a cadena perpetua). Este asesinato causó tres semanas de disturbios en diciembre de 2008, al borde de la insurrección social, y desde entonces se han producido enfrentamientos todos los años, cada 6 de diciembre. Por supuesto, no se trata de apoyar el sistema penitenciario, sino de la plena promulgación de leyes antianarquistas deshonestas y de fuertes amenazas contra Exarcheia y Rouvikonas, esta liberación se percibe en Grecia como una provocación y un mensaje de impunidad que se extiende a todos los agentes de policía que se están preparando para la huelga.
Esta noche, los libertarios que siguen presentes en Atenas a pesar de la época (una de las pocas que trabajan, sobre todo en el turismo y a menudo en las islas), y más allá de todo el movimiento social revolucionario, se reunirán a las 20.00 horas en Exarcheia, en el mismo lugar donde el joven anarquista fue asesinado el 6 de diciembre de 2008.
Después del atardecer, la noche será calurosa en el centro de Atenas, desde Charilaou Trikoupi hasta Stournari y todos los alrededores de Exarcheia, los enfrentamientos sin duda tendrán lugar. Y de nuevo, Atenas está tres cuartas partes vacía, como todos los años esta temporada. Pero el otoño será probablemente más cálido que el verano, si los rebeldes logran resistir este nuevo ataque histórico del Estado.
A medida que el mundo entero se vuelve fascista, tanto en Grecia como en Francia, las pseudodemocracias están surfeando en la ola global de extremismo de extrema derecha al endurecer tanto el capitalismo como su sistema de autopreservación.
No es de extrañar que los peores enemigos del mundo autoritario sean los primeros de la lista. Frente a esto, dos opciones son posibles: o bien dejar que suceda y no decir nada, esperando no ser parte de las siguientes, o bien reaccionar y dejar que se sepa. Por ejemplo, Rouvikonas propone a quienes deseen apoyarnos que ejerzan diversas formas de presión sobre las embajadas, consulados e institutos oficiales griegos en el país en el que usted se encuentra, entre las muchas formas de acción posibles. Más información o sugerencias seguirán en los próximos días, incluso de las muchas ocupaciones en Exarcheia (en discusión).
Gracias por su apoyo, a través de las fronteras y de nuestras diferencias políticas.
Yannis Youlountas
Publicado en: http://blogyy.net/…/grece-la-chasse-aux-anarchistes-est-ou…/
Traducido por Semilla Negra (Anarquismos)