Hacienda destapa la gran mentira de la afiliación en los partidos

elplural.com

Viernes, 16 de agosto de 2019

La realidad es que solo 287.975 personas en toda España pagan una cuota por pertenecer a un partido político
Hacienda ha evidenciado que los datos de afiliación a los partidos políticos se inflan a fin de hacer creer a la ciudadanía que el poder orgánico es mayor del que realmente es. Tal y como ha publicado El Mundo, si se atiende a las informaciones de las formaciones habría cerca de 1,3 millones de personas en España afiliadas, pero esta cifra cuadriplica a la que los propios grupos reconocen ante la Agencia Tributaria.
Era un secreto a voces, ya que mientras los censos caían desde los 90 las listas de las formaciones no dejaban de ascender. La realidad es que solo 287.975 personas pagan una cuota por pertenecer a un partido político en España: un 0,75% de los mayores de edad según los datos de la Agencia estatal de Administración Tributaria (AEAT).
Desde 2016 es mucho más sencillo ver realmente cuántas personas militan en nuestro país, ya que todo partido, federación o agrupación de electores se ve obligado a presentar ante Hacienda una declaración informativa. El modelo 182, trámite de obligado cumplimiento, aporta luz y hace más transparente la realidad, ya que ha de adjuntarse el nombre del socio y la cuota que paga o dona.
Aunque esta información todavía no es del todo precisa, sí que permite observar la totalidad de las personas que destina parte de su dinero a financiar a los partidos: un total de 287.975 contribuyentes que aportaron 47.191.921 euros durante 2017 (la media per cápita 164 euros).
Los datos aportados también reflejan un mayor interés por la política tras la irrupción de Podemos y Ciudadanos en 2015. Mientras que en los datos facilitados en 2015 fueron 231.671 los aportadores y 35,1 millones de euros ingresados, la cifra ha ascendido considerablemente en apenas cuatro años y varios procesos electorales.
Preguntados por la evolución desde 2015, solo Cs y Vox ofrecieron los datos demandados. El PP declinó facilitar cifras, Izquierda Unida no diferenció entre militantes y simpatizantes, y el PSOE y Unidas Podemos ignoraron la petición.